Blog / ¡Muévete en el agua!
9 agosto, 2016
¡Muévete en el agua!

El calor veraniego nos invita año tras año a fundirnos en el agua. Ya sea en la playa o en la montaña cualquier excusa es válida para disfrutar de unos relajantes baños en el mar, en un lago, o en un balneario natural. Si tenemos la suerte de disfrutar del agua en nuestras vacaciones, no perdamos la oportunidad de sacar […]

mujer joven realizando ejercicio bajo el agua en una piscina

El calor veraniego nos invita año tras año a fundirnos en el agua. Ya sea en la playa o en la montaña cualquier excusa es válida para disfrutar de unos relajantes baños en el mar, en un lago, o en un balneario natural.

Si tenemos la suerte de disfrutar del agua en nuestras vacaciones, no perdamos la oportunidad de sacar más partido a nuestros chapuzones. Podemos divertirnos en el agua mientras realizamos ejercicio sin apenas darnos cuenta y mantener nuestro estado de buena forma durante todo el verano. ¿Qué no sabes cómo? Pues presta atención a los siguientes ejercicios que te proponemos:

Desplazamientos: No se trata de nadar sino de desplazarse caminando con los pies apoyados en el fondo. Podéis realizar 3 tipos de desplazamientos: caminando hacia delante, lateralmente (sin cruzar las piernas) y hacia atrás. Eso sí ¡a buen ritmo! Verás como la resistencia que te ofrece el agua al avanzar activa tu musculatura.

Hombro y espalda: Con las piernas separadas a la anchura de los hombros y las rodillas flexionadas realizamos elevaciones y descensos de los brazos por los lados del cuerpo sin que éstos salgan del agua. Por ello el agua debe de estar al nivel del cuello.

Elevaciones de piernas: Con el agua al nivel de la cintura y los pies paralelos y separados a la anchura de las caderas (para ganar estabilidad durante el ejercicio) elevamos una pierna recta por el lateral. El torso no se debe inclinar, al contrario, debemos permanecer bien rectos. A continuación hacemos lo mismo pero elevando la pierna hacia delante. Realizamos la misma elevación lateral y delantera 10 veces y repetimos con la otra pierna. Es importante que los movimientos sean enérgicos.

Carrera contracorriente: Una vez hayamos calentado bien los músculos con los ejercicios anteriores, ya estamos preparados para terminar corriendo. Sí, vamos a tratar de correr, con el agua al nivel de la cintura, dibujando círculos. Cambiad de sentido cada 20” o 30”, más o menos, para correr en contra de la corriente que vosotros mismos generáis con vuestro propio movimiento. Repetid la operación aumentando la velocidad paulatinamente. Después de 4 o 5 repeticiones ya podéis relajaros en el agua.

Con estos sencillos ejercicios realizados a diario mantendréis y mejoraréis vuestra forma para afrontar mucho mejor la vuelta de las vacaciones.

Articulos relacionados

Perro mordiendo una zanahoria
Blog Perros Tandy - 2 enero, 2017
Aunque tratemos de mantener a nuestras mascotas a su dieta perruna a base de pienso y patés, cuando nos...
Alteza Blog - 26 marzo, 2020
¡Un menú contra la osteoporosis te puede ayudar a mejorar!La osteoporosis afecta en España a 3,5 millones de personas,...
Leer bien etiquetas
Alteza Blog Cuídate - 1 noviembre, 2019
¿Sabes elegir bien los productos cuando vas a comprar? Varios organismos sanitarios internacionales, como la OMS o la UE,...